lunes, 16 de enero de 2012

“Yo creo que de este pecado me he arrepentido más que de cualquier otro que haya cometido: el pecado de dudar jamás de Aquel que me ama tanto que prefirió morir para que yo no pereciera, y que murió para que yo viviera”.
C. H. Spurgeon – sermón #474 – Volumen 8

1 comentario:

Fer dijo...

Me uno al penitente... Gracias por compartir